Nuestra Historia

1870 - EL FUNDADOR

“Domenico Ganassini possedeva la dote basilare per un chimico biologo: quella di essere nato per diventare uno studioso poiché era nato come un biochimico istintivo, come un innamorato della ricerca e quale un lucido conoscitore dei fenomeni biochimici.” Ernesto Bertarelli
El afán por los estudios y la investigación química y bioquímica han acompañado, desde su adolescencia, el trabajo y los estudios del profesor Domenico Ganassini. Por esta razón, fundó el instituto homónimo con la clara intención de revolucionar el campo y los métodos de la investigación, bajo señas de calidad y pasión. El descubrimiento de la Niacina marca el inicio de su carrera de éxito. La Niacina, conocida como vitamina PP, lleva a cabo una acción protectora sobre la piel favoreciendo la circulación sanguínea, la síntesis de cortisol e insulina que implica diferentes procesos metabólicos.

1935 – CREACIÓN

Domenico Ganassini di Camerati, Profesor de Química de la Universidad de Pavia, fundó en Milano el Instituto Ganassini.

1965 – CALIDAD

Desde su fundación, del Instituto Ganassini, ha basado su actividad en el enfoque operativo de la farmacobiología, en el que se unen todos los departamentos de investigacion y producción. Incluso hoy, los procedimientos de control de calidad, utilizados en las diversas áreas de Producción del Instituto Ganassini, proporcionan al consumidor un producto final capaz de combinar la seguridad de la investigación dermatológica con la calidad sensorial de un cosmético.

1972 – NACIMIENTO DE RILASTIL

Una decisión empresarial valiente: después de solo dos años desde su entrada en la empresa, el actual presidente del grupo, el Dr. Domenico Ganassini, elige diversificar los conocimientos básicos de la investigación farmacéutica del Instituto, en el cuidado de la belleza de la piel. El conocimiento dermatológico y los nuevos ingredientes activos utilizados por el Instituto Ganassini tienen un impacto en las «especialidades» cosméticas, que son inmediatamente dominantes en el mercado. Rilastil es sinónimo de elasticidad de la piel, un aspecto hasta entonces poco estudiado. El afán de estudiar, investigar y probar todas las soluciones que pueden mejorar esta condición de la piel llevó al nacimiento del cosmético contra los problemas de elasticidad de la piel, Rilastil Smagliature.

1982 - FÁBRICA DE BELLEZA: PRODUCCIÓN DEL INSTITUTO GANASSINI

A partir del encuentro efectivo y sinérgico entre tecnología e innovación, el Instituto Ganassini fundó la planta de producción Bioclin, creando así una sede productiva donde se concentra el corazón de la actividad a la que el «Made in Italy» le da un valor añadido muy alto.
La producción italiana con un equipo altamente calificado y especializado garantiza la eficiencia y la calidad de los productos. El espíritu italiano, exhibido con orgullo por la compañía, brilla en cada producto. La esencia italiana se transmite desde el nacimiento de la fórmula hasta el empaquetado del producto terminado.

2008 – RE-BRANDING: DE LA INVESTIGACIÓN A LA INNOVACIÓN

Rilastil es una marca histórica, rica en valores distintivos que la hacen diferente.
La investigación farmacológica, la eficacia, la confianza y la seguridad son valores auténticos y componentes del ADN de Rilastil. Es importante comunicar estos valores de una manera nueva y memorable, respetando su autenticidad.
El re-branding, concebido y diseñado por el Dr. Giuseppe Ganassini, tiene como objetivo mostrar una nueva visión, más moderna y efectiva, de la vida de personas reales y de la aventura de 70 años vivida en Milán, Italia.

HOY – RILASTIL ES UNA MARCA CONSOLIDADA Y LIDER EN EL MERCADO INTERNACIONAL

Rilastil es hoy una empresa consolidada en el mercado italiano. La investigación continua, la apertura de nuevos mercados y los productos “de toda la vida” forman la base del crecimiento. Todos los cosméticos fueron creados para responder a los problemas de la piel encontrados por dermatólogos, ginecólogos, pediatras y farmacéuticos. Para mantener una variedad tan moderna y competitiva, la compañía invierte anualmente una gran parte de sus ganancias en investigación y desarrollo, como factor clave para el éxito de sus productos.